miércoles, 15 de abril de 2015

ENTREVISTA A: Raúl Montesdeoca.

ENTREVISTA A: Raúl Montesdeoca.


-Antes que nada, quería saludarte Raúl Montesdeoca. Para aquellos lectores que aún no te conozcan (y para los que no te conozcan demasiado), ¿podrías presentarte en unas líneas?

Fundamentalmente creo que soy un fan del pulp y de la literatura popular en general. Soy también una especie de community manager de Proyecto Pulp, una comunidad online dedicada a la promoción del pulp en todas sus variantes, una de las labores que más satisfacciones me da.

 -¿Cómo fueron tus inicios en la literatura? ¿Puedes hablarnos un poco de ellos?

Empecé a escribir por mi pasión por el pulp. Aunque me encantan todos los subgéneros que componen ese concepto tan ambiguo que llamamos pulp, siento especial predilección por los mistery men. Estos predecesores de los superhéroes, más grandes que la vida misma, me siguen encandilando a día de hoy. Muchos de estos personajes son poco o nada conocidos para el lector hispano, así que me propuse promocionarlos un poco para animar a nuevos lectores a que se sumergieran en sus fantásticos universos particulares. No se me ocurrió nada mejor que hacer un serial que reuniera a varios de aquellos héroes en un grupo al estilo Vengadores o La Liga de Hombres Extraordinarios. De ahí nació La Liga de los Hombres Misteriosos, mi primer trabajo.

-Hoy vamos a hablar de tu novela “La máquina del juicio final”. ¿Qué puedes contarnos sobre ella?

Es mi primer libro publicado y le tengo un especial cariño. El Universo en el que se desarrolla es mi rincón de juegos particular. Es donde puedo hacer y deshacer todo cuanto se me antoje. Con eso no estoy diciendo que en otros trabajos me impongan nada, todo lo contrario. Hablo más bien de auto-imposiciones. No es lo mismo cuando escribes cosas con personajes ya creados, otro aspecto que me apasiona hacer. En estos últimos casos tengo siempre muy presente que deben ser reconocibles para el lector. Con La Máquina no tengo esas limitaciones… y me encanta.

-¿Qué es lo que te impulsó a escribir esta novela? ¿Cómo nació la idea?

Comencé a colaborar con Action Tales, la que es posiblemente la mejor página de fan-fiction en español. Surgió la idea de hacer un especial al estilo de las viejas revistas Weird Tales en formato electrónico, con más ilusión que medios. El caso es que el primer número iba a estar destinado al steampunk, y como yo era de los que más había dado la brasa con la idea de sacar la colección, estaba casi obligado a participar en el primer número. Por aquellas fechas había terminado una campaña de rol a un juego llamado Space 1889, de ambientación steam y que me había dejado muy grato recuerdo, además de un montón de ideas para más historias. Reciclé todo aquello un poco y creé un relato corto. Poco después, Pako Domínguez de Editorial Dlorean me propuso escribir una novela con esos personajes, a lo que yo accedí más contento que un niño con zapatos nuevos.

-¿Cuáles han sido tus influencias literarias o culturales para escribir la novela “La máquina del juicio final”?

Ufff, unas cuantas y de lo más variadas. Tanto del cine, como del comic y por supuesto de la literatura popular. Tengo que hacer un ejercicio de contención para poner sólo las más evidentes porque si no la lista sería larga y aburrida, y tampoco se trata de eso. La principal influencia, así a bote pronto, es la mítica serie de televisión británica Los Vengadores. Las aventuras de Steed & Ishikawa intentan ser, entre otras cosas, un humilde homenaje a esa joya de la cultura popular universal. Pasé a los personajes por un filtro steampunk y cogí retazos de aquí y de allá. James Bond, Shang Chi, Shi, Modesty Blaise son algunos ejemplos, pero hay muchos más.

-¿De qué trata la novela? ¿A qué género literario pertenece?

Trata en esencia de las aventuras de dos agentes de los servicios secretos de su Graciosa Majestad la Reina Victoria: Patrick Steed, un gentleman británico, y su esposa Asa Ishikawa, una bella y letal ninja proveniente del lejano Japón. Estos son la primera línea de defensa del Imperio Británico ante los numerosos enemigos que acechan en las sombras, esperando su destrucción. Se podría resumir perfectamente diciendo que es una novela de aventuras. Cuando me preguntan por el género de mi novela suelo decir que es steampulp. Bebe del espíritu de las novelas pulp, también de las penny dreadful y de la novela popular victoriana y eduardiana. La estética y el escenario son definitivamente steampunk, pero no deja de ser una novela de aventuras clásica como ya dije al principio.

-¿Qué le dirías al público sobre tu novela?

Nada. Quizás me atrevería a aconsejarles que la lean. Cualquier cosa que diga sobre ella no tendría ningún mérito. Hablar bien de uno mismo es fácil, lo bueno es que sean otros los que hablen bien de uno.

-Una curiosidad, ¿tienes algún personaje favorito de tu novela?

Esto es un poco como lo de “¿a quién quieres más, a papá o a mamá?”. Es difícil decantarse por uno. Tanto el dúo protagonista como los dos secundarios de lujo, que son el sargento Dickinson y el profesor Barnaby, me parecen personajes muy potentes y capaces cada uno de ellos de llevar el rol protagonista en sus propias novelas. No sabría decidirme. Si tuviera que optar por uno, es probable que fuese Asa Ishikawa, pero solo si me obligasen.

-Bueno, si yo tuviera que elegir, elegiría al sargento Dickinson, me ha encantado ese personaje. ¿Cuáles son tus influencias, en general, a la hora de escribir? ¿Tienes algún autor preferido?

Claro que tengo autores preferidos, que son también los que más me influyen a la hora de escribir. Los más grandes entre los grandes del pulp, ya sean hispanos o anglosajones. J. Mallorquí es un maestro narrador y su Coyote es El Quijote del pulp en español. Lester Dent es otro maestro insuperable, con su personaje inmortal Doc Savage. Los dos consiguen una fuerza narrativa tremenda que te mantiene pegado a la historia casi sin atreverte a respirar por no interrumpir. El día que logre transmitir esa magia estaré contento. Hay muchos más autores que me encantan. Lem Ryan sin ir más lejos, con el que he tenido el placer de colaborar en Weird West. Su saga de Katham o Cazadores de Vampiros son clásicos indispensables de la literatura popular española. Peter Debry, otro monstruo del pulp español. Lou Carrigan, E. R. Burroughs, R. E. Howard y otros tantos.

-Veo que coincidimos en gustos literarios, Raúl (risas). Has publicado la novela con una editorial que lleva poco tiempo en el negocio, pero que está teniendo muy buenos resultados: Dlorean Ediciones. ¿Qué tal ha sido tu experiencia con ellos?

Es mi segunda casa. Tenemos un grupo excepcional de gente, siempre deseosos y llenos de ilusión por hacer cosas nuevas. Es alucinante, de verdad. Casi podría decir que cada vez que presento un proyecto tengo el sí por delante. Es un placer y un honor formar parte de esta aventura.

-¿Dónde se puede adquirir la novela?

En la misma página web de Dlorean y en las siguientes librerías: http://www.dloreanediciones.com/librerias/

-Pues ahora que has puesto los puntos de venta, les diría a los lectores aquella frase tan célebre: “corred, insensatos” (risas). Antes de finalizar la entrevista, me gustaría saber si tendremos que esperar mucho para poder leer más aventuras de estos agentes de la reina Victoria.

Espero que para el último trimestre de este año podamos tener la siguiente aventura de los personajes. Me estoy tomando más tiempo del previsto porque quiero que la cosa quede bien. Forzar el ritmo si no se está inspirado, solo sirve para que se resienta el resultado final. Pero habrá más aventuras, eso seguro. La segunda novela llevará por título La Hora del Escorpión y en él se resolverán algunos de los cabos sueltos de la primera novela, a la par que iremos soltando cabos nuevos.

-Esperaremos esa novela con ansias, la primera nos dejó con ganas de más. Cuéntanos un poco sobre tu papel dentro del mundo del steampunk en España.

Si te digo la verdad me siento un poco un intruso en el género. Lo que yo hago no es puro steampunk, más bien lo uso como estética o como escenario para desarrollar historias de aventuras y espionaje. Por eso digo que mi estilo es más steampulp que steampunk para que nadie se lleve a engaño. Dicho esto, debo decir que he sido recibido con muchísimo cariño por el mundillo steampunk y por otros autores del género. Eso me ha permitido colaborar en varias antologías con los mejores del steampunk en español, como Josué Ramos o el maestro Eduardo Vaquerizo, con el que tuve el inmenso placer de participar en su fantástico universo de Crónicas de Tinieblas. Steampunk del bueno con sabor español.

-¿Algo que quieras añadir?

Darte las gracias por haber pensado en mí para esta entrevista. Lo que más me llena de toda esta aventura de escribir es que los lectores me digan que se lo han pasado bien leyendo lo que escribo. Cuando eso pasa, creo que he conseguido el objetivo que me propuse. Que no es ni más ni menos que entretener con un rato de sana evasión.

-Pues yo lo he pasado muy bien leyéndote, y supongo que los que te lean lo pasarán también. Y, bueno, poco más, muchas gracias por tu tiempo, este blog es tu casa, esperamos poder contar contigo para entrevistas futuras.





PD.: Si te ha gustado esta entrada, no dudes en seguirme a través de Facebook (https://www.facebook.com/ReinosdemiImaginacion), blogger o twitter (@joseherrera301). Y no dudes en comentar y/o compartir la entrada!! 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada