martes, 14 de julio de 2015

Oración de los cazadores bosquimanos.

Sin duda, uno de los textos más conmovedores que he leído sobre el respeto a los animales.

"Yangwa, nuestro creador y el de todas las cosas, no te enfades conmigo. Sí, he matado a una de tus criaturas, pero sólo para alimentar a mi familia y mis hijos que si no habrían muerto de hambre. No lo he hecho por glotonería. Ved: ni siquiera he comido un pedazo de mi caza. No te enfades, no me castigues, te lo suplico. He destruido a tu criatura por necesidad, y no por capricho. ¿No ves que las trampas están desarmadas? No mataremos más mientras esta carne alimente a los nuestros. Yo, me abstengo del festín para implorar tu misericordia" ("Mythes et croyances", Brepolis-Lidis, 1985, vol. colectivo, tomo 5).




PD.: Si te ha gustado esta entrada, no dudes en seguirme a través de Facebook (https://www.facebook.com/ReinosdemiImaginacion), blogger o twitter (@joseherrera301). Y no dudes en comentar y/o compartir la entrada!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario