lunes, 23 de diciembre de 2013

CONTEXTO HISTÓRICO-FILOSÓFICO DE MARX

CONTEXTO HISTÓRICO DE MARX

La época en que Marx nace y muere puede considerarse como la época en que la burguesía consolida su poder, desplazando a la aristocracia y al absolutismo. Otra clase social, la obrera, se expande numéricamente y va adquiriendo gradualmente autonomía organizativa y política.

La primera parte de su vida tiene como marco histórico la Restauración, es decir, el restablecimiento de los viejos poderes de la aristocracia y el absolutismo. Sin embargo, el liberalismo y las reformas sociales y políticas que se llevaron a cabo durante la Revolución Francesa eran difíciles de borrar de la memoria de la burguesía. Tuvieron lugar revoluciones liberales, que, encabezadas por la burguesía, se enfrentaban a la Restauración y exigían libertad y participación política.

Las revoluciones del siglo XIX fueron radicalizándose y adquiriendo un carácter cada vez más social. En estas revoluciones se observa un alejamiento entre la burguesía y el proletariado, que comenzaron luchando juntos y acabaron enfrentados, pues el proletariado empieza a manifestar sus propias exigencias: sufragio universal, mejoras sociales, etc.

En la última parte de la vida de Marx, el proletariado se expande y se organiza. Al final de su vida el movimiento obrero era ya una realidad. Las ideas de Marx tuvieron mucho que ver con todo ello.

CONTEXTO FILOSÓFICO DE MARX

La filosofía de Marx surge de la confluencia de varias fuentes:

A-El idealismo de Hegel y la crítica realizada al mismo por la izquierda hegeliana, especialmente Feuerbach.

B-La economía política clásica.

C-El socialismo utópico.

D-El anarquismo.

A. La filosofía de Hegel y la crítica de Feuerbach.
Kant había definido el carácter finito y limitado de la razón humana y había establecido el carácter incognoscible de la “cosa en sí”. Algunos seguidores de Kant criticaron este concepto, y Hegel negó definitivamente su existencia. Para él, el objeto es puesto íntegramente por el sujeto (ya no hay nada dado a los sentidos por una realidad ajena a la razón).

Tenemos un nuevo concepto de razón: la Razón Infinita, absoluta y creadora, y con carácter histórico. Progresa mediante un proceso dialéctico (tesis, antítesis, y síntesis). La función de la filosofía es comprender la realidad, y ésta no es sino el despliegue de la Razón Infinita.

Marx rechaza de modo absoluto el idealismo de Hegel y afirma que:

-La realidad no es la idea sino la naturaleza y el hombre.

-La existencia del proletariado contradice la afirmación hegeliana de que todo lo real es racional: el proletariado es la negación de la razón, de la justicia, de la realización del hombre, del derecho, de la libertad.

-Rechaza la concepción de la filosofía como saber teórico. La filosofía tiene que convertirse según Marx en una praxis revolucionaria transformadora de la realidad, de las condiciones reales de la vida del hombre; la filosofía debe transformar la realidad.

-Sin embargo admite que está en Hegel el gran principio motor y generador de la transformación: la dialéctica.

A partir de Hegel, de la riqueza y ambigüedad de su sistema, surgió un grupo de discípulos que pronto se separó en dos tendencias:

-La derecha hegeliana, conservadora, que justificaba el orden social y político del momento, y que buscaba la justificación del cristianismo a partir de los conceptos de la filosofía de Hegel.

-La izquierda hegeliana, práctica, crítica que propone una reforma radical del hegelianismo y elabora una fuente crítica a la religión. Piensan que toda la realidad que no pueda ser justificada, debe ser cambiada, y ven a la dialéctica como un motor de transformación y de progreso.

Feuerbach tiene en su filosofía dos aspectos que toma Marx:

-El giro materialista que da a la filosofía de Hegel: la filosofía no puede ni debe comenzar por abstracciones, sino con la vida, sus necesidades y deficiencias.

-El concepto de alienación: Dios es una proyección, una imagen idealizada que el hombre hace de sí mismo y de su esencia, con la gravedad de que luego no se reconoce y se va empobreciendo a medida que enriquece a Dios, se va enajenando, se va alienando; el hombre debe recuperarse a sí mismo, convertir la teología en antropología, reducir la esencia de Dios a esencia de hombre. Para amar realmente al hombre hay que eliminar a Dios.

Esto a Marx le resultará insuficiente porque:

-No concibe el mundo como un proceso histórico y dialéctico.

-El análisis de Feuerbach de la alienación religiosa es insuficiente pues no elimina el sentimiento religioso que es la causa de esa alienación.

B. La economía política clásica.
Otra fuente del pensamiento de Marx son las teorías de Adam Smith, Malthus, David Ricardo, y Stuart Mill, pensadores básicos de la llamada economía política clásica. Justificaban el capitalismo y las diferencias económicas entre burgueses y proletariado. Interpretaban que las relaciones económicas obedecían a un orden natural. Adam Smith es el padre del liberalismo económico.

Marx se enfrenta a ellos contradiciendo su análisis y proponiendo otras explicaciones. Marx intenta pasar de una justificación del orden social y económico a una crítica de dicho orden. El análisis económico ha de servir para descubrir las auténticas causas de la injusticia social generada en el sistema burgués, y desde ese análisis impulsar su transformación.

C. El socialismo utópico.

Nació en Inglaterra pero fue en Francia donde se desarrolló la ideología calificada de utópica y que Marx llevó a su nivel “científico” y revolucionario. Frente a los males sociales bosqueja una sociedad ideal, libre de conflictos sociales, políticos y económicos, en la línea de Platón, Tomás Moro, etc.

Sus pensadores principales son Saint Simón y Fourier en Francia, y Owen en Inglaterra.

D. El anarquismo.

Los principales pensadores anarquistas fueron Proudhon y Bakunin. También reivindicaban una transformación de la sociedad. Para ellos la única forma de reformar la sociedad es rechazar toda forma de poder pues éste es siempre fuente de corrupción.

Su defensa de la libertad e independencia individual a ultranza chocan con las organizaciones establecidas por el comunismo como necesarias para lograr el objetivo de reformar la sociedad.


Las diferencias se vieron en la I Internacional. El enfrentamiento entre Marx y Bakunin produciría la primera escisión dentro del movimiento obrero.

PD.: Si te ha gustado esta entrada, no dudes en seguirme a través de Facebook (https://www.facebook.com/ReinosdemiImaginacion), blogger o twitter (@joseherrera301). Y no dudes en comentar y/o compartir la entrada!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada